Víctor Leonardo Prudente Pereira, sumó su noveno antecedente penal.Fue detenido por la Policía junto a otro individuo, cargando una caja llena de herramientas y otros efectos que eran robados. Aunque el dúo no admitió la autoría del hurto, la Justicia los condenó por el delito de receptación y los envió tras las rejas.

 

En horas de la mañana del lunes 27, efectivos de Investigaciones de Zona 2 observaron el desplazamiento sospechoso de dos individuos por avenida España, en Maldonado, llevando una caja cubierta con una campera, que luego se comprobaría tenía varias herramientas de mano y alargues.

El dúo fue identificado y consultado sobre la procedencia de los efectos, lo que no pudo justificar, por lo cual los dos hombres fueron trasladados a dependencias de la Parada 24 de la Playa Mansa. Entre lo hallado dentro de la caja, había un recibo a nombre de una mujer que fue contactada.

En medio de la sorpresa por el tenor de la llamada, la persona confirmó que efectivamente todo lo encontrado era de su propiedad y que se lo habían robado. Enterada la Fiscal de turno dispuso una serie de diligencias y la entrega de todo lo incautado a su propietaria.

Uno de los detenidos, Víctor Leonardo Prudente Pereira de 32 años, es poseedor de otros 8 antecedentes penales por distintos delitos; mientras que, quien fue identificado como Néstor Fabián Costa Álvarez, de 20 años, acaba de cumplir una pena por un delito de hurto agravado.

Llevados ante el titular de la sede Penal de 11° Turno, Prudente Pereira y Costa Álvarez, fueron condenados a 7 meses de prisión efectiva, imputados como autores de un delito de receptación, ya que ninguno de los dos admitió la responsabilidad del robo descubierto.

Extenso historial

Víctor Leonardo Prudente Pereira, ya suma 9 antecedentes penales y había sido remitido a la cárcel por última vez el 1° de noviembre de 2019 por el titular del Juzgado Penal de 4° Turno, como autor de dos delitos de hurto en régimen de reiteración real; la pena impuesta fue de 6 meses de prisión.

El mes anterior, la Policía había intervenido dos veces a Prudente, llevando consigo distintas herramientas (palas, un pico y una escalera), cuya propiedad -igual que en esta ocasión- no pudo justificar. Aunque en ambos casos fue dejado en libertad, lo que llevaba quedó incautado y documentado.

Posteriormente, un hombre se presentó en dependencias policiales radicando denuncia por el robo de una serie de herramientas. Dijo que habían entrado al galpón de su propiedad en dos oportunidades: el 8 y el 23 de octubre, en ambos casos tras la rotura de un candado.

La Policía le exhibió las herramientas que se habían incautado semanas antes, las que reconoció como suyas, por lo cual, la Justicia extendió la orden de detención para Víctor Leonardo Prudente Pereira, quien fue ubicado, detenido y puesto a disposición judicial.

Este sujeto, anteriormente había sido procesado con prisión el lunes 13 de octubre del año 2014, un día después de haber cometido una rapiña en la zona de barracas del camino Aparicio Saravia, en Maldonado, en perjuicio de una meretriz de 41 años, que terminó lastimada.

Sobre la hora 4.30 del día anterior, Prudente se desplazaba en una bicicleta cuando al llegar donde la mujer ofrecía sus servicios, le arrebató la cartera. Aunque ella se trabó en lucha, fue arrastrada y golpeada, al extremo que al caer al suelo se fracturó la rótula de su pierna izquierda.

La víctima fue internada en el hospital Elbio Rivero de Maldonado, y declaró que Prudente Pereira la amenazó con un cuchillo y con efectuarle un disparo, aunque ella no alcanzó a ver ningún arma. En la cartera había una serie de efectos, documentos, $ 1.300 y dos teléfonos celulares.

El atracador, fue perseguido por una unidad de Radio Patrulla, abandonó la bicicleta y se introdujo en un monte, donde fue atrapado horas más tarde por policías de la seccional 6ª. Indicó donde había tirado la cartera, que al ser encontrada no tenía gran parte de su contenido.

Nunca apareció el dinero ni los teléfonos, como tampoco un collar de perlas y un reloj pulsera propiedad de la víctima, lo que hizo presumir de la participación de un segundo delincuente, aunque Víctor Prudente no acusó a nadie y reconoció ser el solitario autor del ataque.

En el caso de Néstor Fabián Costa Álvarez, registraba un solo antecedente del 24 de abril de este mismo año, cuando fue condenado a 4 meses de libertad a prueba, como autor de un delito de hurto agravado. Fue atrapado junto a otro individuo tras intentar robar un equipo de aire acondicionado.

e-max.it: your social media marketing partner