Uno de ellos, días atrás a media tarde, robó una serie de efectos de una finca del centro de la ciudad, en tanto otro, que había perpetrado un hurto a fines del año 2021 en una casa de balneario Playa Hermosa, fue atrapado recientemente en el centro de Montevideo.

Imagen referencialFue detenida por el guardia de seguridad de un local cuando la vio retirarse con una botella de whisky escondida entre sus ropas. Pero antes, ya había hurtado artículos de belleza y golosinas en una farmacia de la península. También fueron sometidos a la Justicia el ladrón de otra botella de bebida alcohólica de un comercio de avenida de los Gauchos, y el de la caja registradora con dinero de otro local de calle Santa Teresa.

Se trata de un sujeto de 47 años poseedor de varios antecedentes penales que ahora estará tras las rejas durante 2 años y 5 meses, ya que fue imputado no solo por suministro de estupefacientes sino por receptación ya que el birrodado que conducía era hurtado.

La subasta judicial estará a cargo del martillero Elbio Araújo, y será el viernes 7 de junio a la hora 14.00, en una automotora ubicada a la altura del kilómetro 118,500 de Ruta Interbalnearia, en Solanas.

En febrero del año pasado, había sido enviado a la cárcel por última vez durante 9 meses, luego de robar una carretilla. Durante su vida dedicada al delito, ha sido imputado por rapiña, múltiples hurtos, receptación, violación de domicilio y lesiones personales.

Imagen referencialEl robo ocurrió el 11 de marzo, y la compleja investigación concluyó el 17 de mayo cuando los dos responsables cayeron en manos de la policía mientras circulaban en el mismo coche usado la madrugada del hecho.

El hombre de 57 años y hasta ahora carente de antecedentes penales, puede enfrentar una condena de varias decenas de años si le imputan todos los delitos solicitados por la fiscal especializada Fiorella Marzano. Como medida cautelar, el homicida estará 180 días en prisión.

La policía logró incautar 500 gramos de clorhidrato de cocaína, pero además por decisión judicial se decomisó un automóvil, dinero y otros efectos. Uno de los hombres estará 2 años en la cárcel y el otro 9 meses por su carácter de cómplice.

Federico Justo Bonilla, fue detenido por apuñalar a un hombre que se negó a darle fuego, pero se descubrió que era autor de un homicidio ocurrido a comienzos de abril cerca del predio ferial.El imputado, de 42 años y poseedor de varios antecedentes, estará 5 años y medio en la cárcel. En tanto, no se sabe aún la situación de otro hombre formalizado pocas horas después de aquel hecho, como el presunto autor del homicidio, que ahora imputado a otro sujeto.

Martín Ezequiel Pérez Padilla, no terminó de cumplir una pena cuando nuevamente fue imputado y ahora está en la cárcel.Estaba condenado desde fines de febrero tras ser intervenido a bordo de una moto robada. Esta vez se desplazaba en una bicicleta hurtada, pero además utilizó en provecho propio una tarjeta de crédito también robada del interior de un coche.

Fue detenida en una vivienda del barrio Jacinto Vera de Montevideo. Durante la investigación se probó que fue coautora de más de media docena de estafas cometidas a través de redes sociales.

Imagen referencialLos hombres, que se desplazaban en un automóvil matriculado en Brasil y guardaban un carpincho faenado en la valija, fueron detenidos en Ruta 39, a la altura del paraje La Cañas, al Norte de la ciudad de San Carlos.

Víctor Manuel Mattos Severo, se llevaba de todo un poco de un supermercado.Además, fue sometido a la justicia otro individuo que robó en el restaurante de Punta del Este donde trabajó hasta hace poco tiempo, y un tercer individuo que desvalijó una residencia de la zona de Rincón del Indio, también en Punta del Este.

Imagen referencialUno de los sujetos intentó cometer un hurto en una finca de avenida Wilson Ferreira Aldunate, otro mediante arrebato quiso hacerse de un teléfono celular, y el tercero se llevaba un televisor de un circo cuando lo descubrieron.

Imagen referencialDurante la investigación de una rapiña ocurrida en el barrio Biarritz de Maldonado, fue imputada una joven que en su casa tenía una escopeta y una pistola. En San Carlos detuvieron a un hombre que no solo circulaba en una moto robada sino que intentó descartarse de un revólver. Finalmente, cerca de pueblo Edén, en un control policial se encontró un arma en la guantera de un coche ocupado por tres hombres.