Uno de los hechos se registró en una finca del asentamiento Los Eucaliptos, al Norte de Maldonado, y el otro en Pueblo Obrero, al Norte de Piriápolis. Por el primer caso un hombre fue a la cárcel, y por el segundo, el acusado debe cumplir medidas cautelares.

 

AA Viol.DomesticaAA Viol.Domestica

El jueves 9 de septiembre, un llamado al servicio de emergencias 911, solicitaba la presencia de la Policía en una finca del asentamiento Los Eucaliptos, al Norte de la ciudad de Maldonado, donde se estaba produciendo un hecho de violencia a nivel intrafamiliar.

Los efectivos que concurrieron al lugar, trasladaron a una mujer y a un hombre a la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y Género (CEVDG) de la capital departamental para clarificar los hechos que no estaban claros, ya que habían surgido acusaciones cruzadas.

Tras las indagatorias correspondientes y enterada Fiscalía, se notificó a L.A.M.R., de 23 años, sobre la prohibición de acercamiento a la mujer y su domicilio, y la portación de tobillera electrónica, así como el ingreso de ambas partes al sistema de monitoreo.

Sin embargo, en forma posterior se detectaron varios incumplimientos a los limites dispuestos, así como el forzamiento de la tobillera por parte del joven L.A.M.R., por lo cual se dispuso su detención y comparecencia ante la Justicia donde terminó condenado.

En la citada audiencia, L.A.M.R. fue imputado como autor de un delito de desacato por incumplimiento de medida cautelar dispuesta judicialmente, en proceso de protección por violencia basada en género, y condenado a la pena de 4 meses de prisión efectiva.

En Pueblo Obrero

También a través del 911 se puso en conocimiento de la Policía de otro problema de índole familiar en una casa de Pueblo Obrero, hacia donde fue enviado personal de la seccional 11ª. Allí, una mujer denunció que al llegar a su casa constató daños en la puerta de acceso.

Pero que además, dentro de la finca se encontraba su expareja, un hombre de 31 años identificado como A.D.P.V. a quien le había pedido que se retirara aunque como respuesta solo recibió amenazas. El hombre fue detenido y trasladado a la CEVDG de Piriápolis.

Investigados los hechos denunciados, desde Fiscalía se dispuso la comparecencia de A.D.P.V. en el Juzgado Penal de 11° Turno de Maldonado, donde durante la audiencia fue formalizado por la presunta comisión de un delito de violencia doméstica agravada.

En tanto, y como medida cautelar, se dispuso que A.D.P.V. cumpla arresto domiciliario, porte tobillera electrónica y quedara impedido de acercarse a menos de 500 metros del domicilio de la denunciante, por un periodo de tiempo que no fue informado.

e-max.it: your social media marketing partner