banner encuesta 2019

Eric Trump, hijo del presidente de Estados Unidos, estuvo algunos días en Uruguay y particularmente en Punta del Este, donde visitó la torre que se construye con su nombre en la Playa Brava y participó en un evento internacional de real estate. El empresario anunció que para fines de este año el emprendimiento estará culminado luego de haber sufrido algunos retrasos.

Eric Trump realizó su tradicional visita a la obra de la Trump Tower Punta del Este que se erige en la Playa Brava, como lo ha hecho en otras ocasiones, y volvió a remarcar que es la torre más exclusiva de toda Sudamérica, y el primer y único emprendimiento inmobiliario de la región en contar con la marca Trump.

El martes 8, Eric fue recibido por Moisés Yellati, socio argentino de YY Development Group, y Juan José Cugliandolo, director ejecutivo de la desarrolladora. Junto al equipo de arquitectos, el empresario recorrió las obras anunciando que, de acuerdo con el avance, culminarán este año.

Luego participó en la inauguración de la primera edición de la feria Expo Real Estate Punta del Este, y estuvo en el stand que la torre tuvo en dicho evento. Por la noche, fue anfitrión de una recepción exclusiva para compradores e inversores del emprendimiento.

“Estamos orgullosos de llevar a cabo este proyecto, desde un primer momento quisimos construir una torre que sea única en toda Sudamérica y en el mundo y lo logramos. Estamos muy entusiasmados de estar transitando la etapa final”, indicó Eric Trump al hablar ante los invitados.

La torre

La Trump Tower contará con 12.000 metros cuadrados de amenities con calidad de clase mundial (representan 4 veces más que los proyectos de mayor relevancia en Punta del Este), únicos en la región. Por ejemplo, la cancha de tenis ATP, indoor, con las dimensiones del US Open.

También piscinas exteriores de 800 metros cuadrados, dos piscinas indoor de 25 metros de largo, cava de vinos, cigar lounge, tres propuestas gastronómicas, spa, kids club y una cantidad de servicios que brindan una experiencia de “Luxury Living” exclusiva para los propietarios.

La torre será de 51.000 metros cuadrados, con 24 pisos y un total de 157 apartamentos, y demanda una inversión de US$ 100 millones. Apenas comenzó su construcción se había logrado el nivel de ventas mínimo para iniciarla, con un 40% de las unidades vendidas.

El valor promedio de los apartamentos, durante el pre-lanzamiento de obra fue de US$ 5.000 el metro cuadrado. En la fase previa de venta, los apartamentos iban desde US$ 443.900 el de un dormitorio (de 114 metros cuadrados) hasta US$ 2 millones uno estándar de tres dormitorios.

La Trump Tower contará con una piscina principal exterior climatizada de 1.000 metros cuadrados, dos piscinas cubiertas climatizadas de 25 metros cada una, dos cines privados, un spa con servicio completo, cancha de tenis cubierta (reglamentaria) con control de clima inteligente, entre otros amenities.

Ubicada sobre la parada 9,500 de Playa Brava, la Trump Tower Punta del Este es el desarrollo inmobiliario de lujo más innovador del balneario, según los inversores. Sus unidades se encuentran vendidas casi en su totalidad y se espera la entrega de las primeras para fines del corriente año.

e-max.it: your social media marketing partner