El sujeto era poseedor de 4 antecedentes por hurto, 2 por violación de domicilio y 1 por receptación, y junto a otro hombre de 29 años ya condenado por la Justicia, había cometido un robo en una finca ubicada entre playa Tío Tom y la Ruta Interbalnearia, cerca de la conocida como rotonda del Club del Lago, y otro en balneario El Chorro.

El sábado 21 de mayo en las primeras horas de la mañana, fue denunciado un hurto en una funca ubicada en calles Bahía Blanca y Punta del Espinillo, entre playa Tío Tom y la Ruta Interbalnearia a la altura de la rotonda del Club del Lago, de la que se habían llevado varios efectos.

Según la denuncia formulada por el casero, de un galpón se habían llevado una garrafa de supergas de 13 kilos, una amoladora y otra serie de herramientas, así como una bicicleta Trek rodado 20. Aunque la propiedad no posee alarma, sí cuenta con cámaras de video vigilancia.

Entregados los registros a la Policía, se pudo observar que el robo fue cometido por dos individuos que cargaron los efectos en un automóvil Fiat Siena, cuyos datos fueron elevados a Analítica del Centro de Comando Unificado para ser cargados en el LPR ((License Plate Recognition, por su sigla en inglés).

La tarde del mismo día, investigadores de Zona 2 lograron ubicar el coche en La Barra, procediendo a intervenir a sus dos ocupantes: D.G.M., de 29 años y conductor del mismo, y Luis Jhonatan Martínez Martínez, de la misma edad y poseedor de 4 antecedentes por hurto, 2 por violación de domicilio y 1 por receptación.

En el coche se encontró un motor calentador de piscinas, confesando que poco antes lo habían robado de una finca ubicada sobre Ruta 104 (balneario El Chorro), hecho por el que a esa altura no había denuncia, en tanto, Martínez Martínez admitió luego tener en su casa el producto del robo anterior.

Allanada su casa, ubicada en calles Arturo Santana y 12 de Octubre, en el barrio Sarubbi de Maldonado, en un dormitorio se encontró todo lo denunciado como robado en la zona de playa Tío Tom. Los dos sujetos quedaron detenidos en dependencias policiales y a disposición fiscal.

Se ahorcó

Fue en esas circunstancias que, en las primeras horas de la mañana del domingo 22, Luis Jhonatan Martínez Martínez se quitó la vida mientras estaba alojado en una celda de la base de Investigaciones de la Zona Operacional 2, para lo que utilizó la remera que tenía puesta.

La celda cuenta con cámaras de video vigilancia y al amanecer todo estaba en orden, aunque sobre las 8.15 los policías de guardia en ese momento observaron que el detenido estaba en una posición extraña por lo cual rápidamente fueron hasta la celda donde lo encontraron colgado y aún con vida.

En el propio lugar le realizaron maniobras de reanimación (RCP) para luego trasladarlo al hospital Elbio Rivero de Maldonado con algunos signos vitales, donde permaneció internado en estado crítico. Sobre la madrugada de este lunes, desde el nosocomio se informó que había fallecido.

A todo esto, D.G.M. compareció el domingo en la sede penal de 11° turno, donde resultó condenado a 18 meses de libertad a prueba, como autor de dos delitos de violación de domicilio, uno de ellos especialmente agravado, con dos delitos de hurto especialmente agravados.

Durante los primeros dos meses tendrá que guardar arresto domiciliario nocturno, de 22.00 a 6.00 horas del día siguiente, y durante toda la pena presentarse en la dependencia policial más cercana a su casa y realizar tareas comunitarias con una frecuencia de dos horas semanales.

e-max.it: your social media marketing partner