El autor del hecho estará 7 meses tras las rejas, y posee antecedentes por robos de todo tipo, cometidos principalmente en Punta del Este, pero también en Maldonado.

 

La Policía logró aclarar un hurto cometido en horas de la tarde del sábado 23 de abril, en una residencia ubicada en calle Los Claveles, en el barrio El Golf de Punta del Este, de la que se habían llevado una bicicleta. Registros de cámaras de video vigilancia permitieron identificar al autor.

Se trataba de Diego Martín Molfino González, de 32 años y poseedor de múltiples antecedentes penales, para quien, la Justicia libró la orden de detención. Sin embargo, no pudo ser ubicado hasta el viernes 13 de mayo cuando una patrulla lo detuvo en calle Trinidad, en barrio Marconi del balneario.

Cumplidas las actuaciones correspondientes y enterada la Fiscalía de 3er. turno, Molfino González compareció en el juzgado penal de 4° Turno, donde fue dispuesta su condena como autor de un delito de violación de domicilio, con un delito de hurto, y penado con 7 meses de prisión.

Larga experiencia

El martes 7 de septiembre del año pasado, Molfino González fue condenado a 7 meses de prisión, como autor de un delito de violación de domicilio agravado, en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de hurto, tras haber sido detenido en entre El Jagüel y el asentamiento Kennedy.

El personal policial que lo interino en avenida San Pablo y camino Aparicio Saravia, encontró entre sus pertenencias varios pares de lentes, un GPS, un reloj y otros objetos, cuya procedencia no pudo justificar. Ante esto, si bien lo dejaron continuar, le incautaron todo lo que llevaba.

Más tarde, fue localizado el propietario de los efectos, quién radicó denuncia escrita, ya que todo lo incautado se lo habían robado del interior de su vehículo que estaba estacionado dentro de su propiedad en el barrio San Rafael, por lo cual la Justicia dispuso la requisitoria de Molfino González.

Su anterior condena era del 7 de junio de 2019 cuando fue imputado por un delito de violación de domicilio agravado, con un delito de hurto y otro delito de hurto especialmente agravado por la penetración domiciliaria, por lo que fue enviado a la cárcel por el término de 19 meses.

Era buscado luego de probarse que el lunes 20 de mayo robó del interior de una camioneta estacionada en el predio de su dueño, en jurisdicción de la seccional 10ª de Punta del Este, $ 1.000 y varias llaves. El damnificado aportó a la Policía filmaciones de su sistema particular de cámaras.

Molfino González fue rápidamente identificado por lo cual quedó requerido, aunque no pudo ser encontrado hasta el mes siguiente, cuando una unidad policial que patrullaba calles del barrio Maldonado Nuevo, lo detuvo y puso a disposición de la sede Penal de 4° Turno.

A su vez, el viernes 15 de junio de 2018 la Justicia también lo condenó a 8 meses de prisión efectiva como autor de un delito de hurto especialmente agravado, en grado de tentativa. Un día antes Diego Martín Molfino había sido detenido por vecinos del barrio 14 de Febrero de Maldonado.

A la altura de avenida Aiguá y calle Los Crisantemos, intentó robar una moto que se encontraba en una finca. Varias personas observaron su accionar y no dudaron en correr y tirársele encima, para luego de reducirlo llamar a la Policía que en pocos minutos envió un móvil al lugar.

Finalmente, se debe consignar que el 15 de septiembre de 2017, había sido enviado a la cárcel por la presunta comisión de reiterados delitos de receptación, ya que no pudo justificar la propiedad legal de todo lo que encontró la Policía en su casa y que fue reconocido por sus legítimos dueños.

Personal de Investigaciones de la Zona Operacional 2, concretó 4 allanamientos en cadena en distintas zonas de Maldonado y Punta del Este. En el asentamiento Kennedy, fueron encontrados diversos efectos que eran producto de 5 robos cometidos en la zona de San Rafael.

Allí fue detenido Molfino González, quien tenía en la casa de un conocido una serie de efectos que resultaron ser producto de los robos perpetrados en San Rafael. Se incautaron prendas de vestir, calzados y varias mochilas, una bicicleta, una cámara filmadora y un gps, entre otros artículos.

Durante los interrogatorios, el dueño de la casa negó tener algo que ver con todo lo incautado y más tarde fue desvinculado del caso por disposición judicial. Diego Martín Molfino por su parte, negó haber cometido alguno de los robos que le imputaban por lo condenaron por receptación.

e-max.it: your social media marketing partner