*) Daniel Pelenur MBA

En estos últimos seis meses han cerrado, o se han reconvertido varias empresas manufactureras grandes, que han dejado sin fuente de trabajo a cientos de obreros, administrativos y demás empleados.

Las causas del cierre o muerte de empresas son varias; las empresas tienen en general un ciclo de vida que hay que mantener durante las distintas generaciones de gestión de los dueños, se deben amoldar, adaptar a los constantes cambios en tecnología, en mercados, deben estar constantemente adecuando su estructura para ser eficientes y generar flujos de fondos positivos, que les permitan poder subsistir…

El contexto nacional hace que dichas empresas, deban encuadrarse a las distintas normativas y exigencias del Estado para que puedan funcionar y tributar de acuerdo a las leyes y reglamentos que las obligan.

Nuestro país tiene una estructura impositiva asfixiante en estos momentos, sumada a una intolerancia sindical desmedida por paros y reclamos, y a esto le debemos sumar nuestra falta total de competitividad por el alto nivel de costos internos de insumos y servicios. Muchos empresarios sobreviven y generan dividendos; en este momento son los menos, la mayoría trata de sobrevivir, algunos mueren…

El gobierno de turno tiene un déficit fiscal enorme, la inflación lastima a todos, y se ven muy pocos iluminados en tratar de tener un contexto en general más amigable y motivador para que dichas empresas, que son las que pagan y dan trabajo a miles de uruguayos, y que el Estado necesita de ellas para cubrir parcialmente su presupuesto.

Entonces, los personajes que viajan y apoyan a regímenes ridículos en cuanto a tener alguna similitud con la Democracia, que han dejado de lado todo vestigio de Republica Constitucional; representantes de nuestro Parlamento que invitan a  sindicalistas, y burócratas de una de las dictaduras mas férreas del planeta; un país que mata a control remoto a parientes de la burocracia gobernante, estos iluminados uruguayos trabajan muy bien, la tienen clara, nuestro Presidente los apoya.

Insisto que nunca podría sintonizar con sus pensamientos, que no sé en qué mundo viven, pero nuestro paisito es tan generoso, que siguen haciendo estos mamarrachos que no tienen ningún sentido por donde se lo quiera razonar.

Estos señores con minúscula, que tienen increíblemente posiciones de toma de decisiones a nivel importante, se tienen que preocupar de que nuestro país no siga cayendo, que haya más trabajo, abrir la burocracia y bajar la carga impositiva para atraer inversiones, las miles de pequeñas y medianas empresas se lo piden, mas empresas, mas empleo, mejor recaudación, mejor demanda interna, mejor todo.

Un  no saludo a las mentes iluminadas, del eje Venezuela-Corea del Norte-Uruguay, y un gran saludo a los que pueden todavía apostar y meter huevo en nuestro querido paisito.

*) Master en Administración de Empresas (New York University). Ocupó cargos gerenciales de primer nivel en áreas administrativas financieras en importantes empresas en Montevideo y Buenos Aires. Docente Universitario. Desde el 2008 hace consultoría y capacitación en empresas familiares en áreas de Administración, Contabilidad, Finanzas y Organización. Cel. 099 141 417 - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

e-max.it: your social media marketing partner

 

 

COLUMNAS INVITADOS

  • 1
  • 2
  • 3
La evaluación como práctica social

La evaluación como práctica social

Por el Prof. José Luis Corbo

Arboles, Iniciativa, Planificación

Arboles, Iniciativa, Planificación

Por Daniel Pelenur MBA

El vacío existencial

El vacío existencial

Por el Psic. Manuel F. Zavala Ayala

Redescubriendo a Kafka

Redescubriendo a Kafka

Por el Prof. José Luis Corbo